Doña Toda

Bodegas Doña Toda adoptó este nombre como homenaje a la mujer más ilustre de la historia del municipio riojano de Anguciana.

En el año 1121, Doña Toda López de Haro, Señora de Anguciana, donó al Monasterio de Santa María la Real de Nájera toda su herencia en Cihuri. A su muerte, legó también a dicho monasterio su casa de Anguciana. Así dejó escrito: "post mortem nostram casam nostram que est in Angunciana sicut tenuimus et habuimus in vita nostra."

Doña Toda estaba casada con D. Lope González de Arzamendi, rico-hombre de Castilla, Señor de Ayala, uno de los barones de Álava. Y era hija de D. Lope Íñiguez, Señor de Álava, Vizcaya, Guipúzcoa y Nájera. Sus hermanos fueron D. Diego López de Haro, Señor de Vizcaya (fundador de Bilbao); D. Sancho López de Haro, Señor de Poza; y Doña Goda López de Haro, Señora de Gallinero.